Hola a todos. No creáis que estábamos dormidos…. sí, sí…. es noviembre y aún no os habíamos contado nada, pero estábamos trabajando y las sesiones del Club ya están a pleno rendimiento. Este curso ya hemos recibido a los nuevos alumnos y alumnas de 1º de ESO y, por primera vez, tenemos integrantes del Club en 1º de Bachillerato. Están trabajando en algo grande que ya os iremos contando.

La primera entrada de este curso en el Blog la firma Isabel García, profesora de Física y  Química del IES a la que todos conocéis y que se ha incorporado plenamente a las dinámicas del Club. ¡Bienvenida Isabel! Es un placer contar con tu buen saber hacer.

Ella nos cuenta una historia fantástica que une nuestra localidad, Almagro, con un científico eminente y con la curiosidad investigadora. Seguro que os va a parecer muy interesante.

ALMAGRO, FEDERICO RELIMPIO Y EL CLUB DE INVESTIGADORES

Tengo la suerte de vivir y trabajar en uno de los pueblos más bonitos de España, Almagro. Me gusta pasear por sus calles y fijarme en sus nombres, y uno en especial me llamó la atención: C/ Federico Relimpio, y me pregunté, ¿quién fue este señor con tan peculiar apellido? Allá que me fui a las fuentes de información, es decir, a la Biblioteca Municipal y comencé a investigar en aquellos libros que hablaban de los personajes ilustres de Almagro. ¡Hasta que lo encontré!

Federico Relimpio y Ortega fue un químico (mira que bien, como yo). Nació en Almagro en 1862, en la casa que está al lado del ayuntamiento, esquina C/ Feria. Estudió las primeras letras con un maestro que le preparó para ingresar en el Instituto de Enseñanzas Medias en Ciudad Real y siempre tuvo muy claro que su meta era ser científico.

Inició sus estudios de Ciencias Químicas en la Universidad de Valencia y los terminó en la Universidad Central de Madrid en 1882. ¡Con 20 años ya era químico!

Realizó su tesis doctoral sobre el estudio de las fermentaciones y fue investido doctor en Ciencias Químicas en 1888, con solo 26 años.

En 1890 consiguió la cátedra de Química en la Universidad de Sevilla. Fue profesor de Química Analítica y mejoró notablemente el laboratorio de la Universidad sevillana, atrayendo la atención de profesores extranjeros, por los materiales tan modernos que manejaba en sus clases prácticas.

Fue pionero en los estudios de la radiactividad en España; miembro honorífico de La Sorbona (la Universidad de París, donde en esa época trabajaban los esposos Curie) y socio de honor de la Academia de Ciencias Químicas de París.

Murió en Almagro en 1919, a los 57 años, de tuberculosis y está enterrado en el cementerio municipal.

El ayuntamiento de Sevilla le dedicó una calle en esa ciudad andaluza.

Cuando paséis por la calle que lleva su nombre, pensad que es el más importante científico que ha dado Almagro hasta ahora. Vosotros, alumnos y alumnas del IES Clavero, habéis retomado el espíritu investigador de vuestro antepasado y quién sabe si en un futuro, vuestros descendientes pasearán por una calle que lleve vuestro nombre porque hayáis logrado cumplir vuestro sueño de ser investigadores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s