ARGUMENTACIÓN Y ORATORIA. EL JUICIO

“Mi padre me solía decir: no levantes la voz, mejora tu argumento” Desmond Tutu.

 

 

El pasado mes de Octubre comenzamos nuestra andadura con los jóvenes investigadores de 3º de la ESO. Durante estos meses hemos centrado nuestra labor en la oratoria y argumentación trabajando cinco niveles diferentes en los que hemos analizado, valorado y debatido diferentes argumentos centrados en temáticas muy diversas. A través de este proceso los alumnos han estudiado las reglas y herramientas de argumentación así como ejemplos de errores argumentativos (falacias). Como experiencia destacable en nuestro empeño por conectar nuestra labor interna con la realidad inmediata que rodea a nuestros alumnos, asistimos a cinco juicios celebrados en el juzgado de primera instancia e instrucción número uno de Almagro con la estimable colaboración de todo el personal del juzgado al que agradecemos su buena y didáctica disposición.

Tras esa interesante y ciudadana experiencia culminamos nuestra tarea con un caso judicial práctico, basado en un suceso real, consistente en la celebración de un juicio donde pusimos en práctica lo aprendido y para el que contamos con la muy estimable colaboración de Clara Díaz de Mera, una joven abogada que fue la encargada de dictar sentencia tras la exposición argumentativa de cada una de las partes, esto es, de la defensa y de la acusación.

Con esta actividad, hemos intentado tomar consciencia de la necesidad de reflexionar sobre el poder del lenguaje y de sus sombras pero sobre todo que reconocieran la importancia del valor del diálogo argumentativo como garantía de convivencia.

Las palabras de los chicos y chicas del club de 3 de ESO son alentadoras pues en su reflexión tras finalizar la actividad comentan de manera unánime: “Hemos aprendido muchas cosas, de las sesiones, de la visita a los juicios y del ejercicio final, ha sido una gran experiencia, que nos gustaría repetir”.

Finalmente creemos que todas las pruebas apuntan, nos llevan a considerar que podemos emitir un juicio muy positivo, reproducible y deseable. La verdad sea dicha (vere-dicto).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s